Ir al contenido principal

El chico que dibujaba constelaciones de Alice Kellen

El chico que dibujaba constelaciones de Alice Kellen
El chico que dibujaba constelaciones de Alice Kellen
Siguiendo con las lecturas ligeras que intercalo entre otras más intensas, le toca el turno a El chico que dibujaba constelaciones. Llegó a mis manos gracias a una amiga que me lo prestó y, aunque la novela romántica no es el tipo de libro que suelo leer, me apetecía probar con él, después de lo bien que había oído hablar de él.






Resumen

Esta es una historia de amor, de sueños y de vida.

La de Valentina. La chica que no sabía que tenía el mundo a sus pies, la que creció y empezó a pensar en imposibles. La que cazaba estrellas, la que anhelaba más, la que tropezó con él. Con Gabriel. El chico que dibujaba constelaciones, el valiente e idealista, el que confió en las palabras «para siempre», y creó los pilares que terminaron sosteniendo el pasado, el ahora, lo que fueron y los recuerdos que se convertirán en polvo.

Crítica

Como bien dice el resumen, esta es la historia de un amor pero no sólo de un amor. Es la historia de un momento, de unos personajes, de una vida. 

Valentina es una joven que trabaja en la casa en casa de unos señores en los años 60. Sus días se pasan entre hacer los recados de los señores y las comidas con su familia, para los que va gran parte de su sueldo. Pero todo cambia cuando aparece Gabriel, la persona que le hará replantearse su vida y creer más en sí misma. 

La historia del libro es la historia de amor de los protagonistas, de Valentina y Gabriel, que se conocen por casualidad pero, desde ese mismo instante, no pueden entender la vida el uno sin el otro. Pese a ello, no todo es un camino de rosas y, como todas sus relaciones, sufren sus altibajos pero sin olvidar nunca esa constelación de momentos que les unen. Momentos de alegría, momentos de tristeza, momentos de gritar, momentos de llorar, momentos de escapar. Momentos individuales, momentos de pareja. Yo siempre defiendo que la vida está hecha de esos momentos por lo que somos como somos, por lo que me encantó este concepto en torno al cual, está articulado este libro.

A través de su relación y su historia veremos cómo evoluciona también la propia historia de España. Como la mujer va ganando importancia, sale de la casa y las labores del hogar, gana independencia, gana seguridad, estudia trabaja. Todo ello en apenas unos años. Personalmente, más allá de la historia de amor, destacaría ese cambio radical en la vida de Valentina, en este caso, gracias al apoyo de Gabriel.

No quiero desvelar mucho más para evitar destriparos demasiado de la trama. Sólo puedo añadir que es un libro muy bonito y fácil de leer, de los que te hace sonreír casi sin querer. Pero, ¡ojo, aviso!, también tiene partes muy tristes, de las de sacar el pañuelo y no poder aguantar las lágrimas. No ha sido mi caso pero quedáis prevenidos. Libro sencillo, quizá lo tachen de previsible, pero un libro ideal para desconectar de otros más densos.

Calificación


Citas

Tiempo después llegué a pensar que fue cosa de magia. Que, aquel día, cuando pasé por tu lado en esa calle, alguien nos lanzó un hilo invisible que nos conectó a los dos y nos mantuvo sujetos con fuerza.
Entendí que éramos dos estrellas perdidas en un firmamento inmenso que se habían encontrado por casualidad.
Un punto por cada instante importante. Una estrella, una marca que sólo tú y yo sepamos descifrar. Será el álbum de nuestras vidas.
Las cosas son como son. No podemos cambiar eso, pero sí podemos cambiarnos a nosotros mismos.
Tú siempre serás mi mejor casualidad
Los recuerdos malos también somos nosotros.
A veces hasta los mejores cambios implican sacrificios y riesgos.
Ya no éramos los mismos. Éramos más, para bien y para mal. Éramos aquellos que crecimos en caminos separados y también los que se encontraron más de diez años atrás y decidieron compartir una misma dirección. Éramos las canciones que habíamos bailado juntos y todos los momentos que salpicaban la pared en la que tú dibujabas constelaciones. Y pese a todo lo que alcanzamos, a pesar de los pasos que dábamos cada día como si no pudiésemos detenernos, aún teníamos sueños y ambiciones, metas y planes que añadíamos sobre aquellos que ya habíamos dejado atrás.
La vida eran instantes, fotografías que se quedan en nuestra memoria, palabras sueltas que nos guardamos incluso sin saber por qué.
Nos pasamos la vida planificando días especiales, el de los cumpleaños, el de Nochevieja y tantos otros que a menudo permanecen menos tiempo en la memoria que los más sencillos, los cotidianos, esos que son tan difíciles de prever que uno nunca sale de casa con la cámara de fotos colgada del cuello para poder capturarlos. Permanecen sólo en nuestra memoria y, cuando llegamos al final del camino, sencillamente se convierten en polvo, en nada.

Comentarios

  1. Hola! Los libros de amor no son lo mío, así que este lo dejo pasar. Aun así me alegro de que lo disfrutaras.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Alice Kellen es una autora que tengo pendiente desde hace bastante...pero me pasa como a ti, no leo mucha romántica y quizás por eso no me he estrenado aún.
    Aunque sea una lectura algo previsible y sencilla, me resulta atractiva. Así que tomo nota ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Hola, no suelo leer libros de romance, pero desde hace tiempo que quiero leer a Alice Kellen y este libro suena muy bien. Gracias por la resena.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. TAmpoco es mi género de cabecera pero qué portada tan preciosaaaaa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola. Yo no es de lo que más leo, pero lo he buscado en digital y ya lo tengo. Quien sabe, podría leerlo pronto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Sandra :)
    Alice Kellen es una de mis autoras favoritas y estoy deseando leer este libro, es uno de mis pendientes con ella. Por lo que cuentas parece que es una historia de amor con todas sus etapas y vivencias hasta el final, como la vida misma. Seguro que me encanta...
    Un besito y gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! ^^
    A mí me encantó este libro. No es mi favorito de la autora, pero es una historia que transmite mucho, ya que es fácil sentirse identificada con algunas de las situaciones y momentos que viven los protagonistas. Además, me pareció muy interesante que la protagonista narre su vida a través de las diferentes épocas/décadas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Hola Sandra!
    Leí este libro el año pasado y coincido mucho con tu reseña. Es un libro romántico, cierto, un libro donde se nos habla de un amor (que tiene de especial que podría ser el amor de cualquiera de nosotros, aunque suene a paradoja jaja, creo que es justo por ello que transmite mucho, porque podría ser el nuestro) y además se habla de él de una forma muy bonita que te llena. Pero no solo eso, como dices... también se reflejan esos cambios en la mujer, esos cambios sociales de la época que permitieron avanzar a la mujer en su vida. Lo has descrito muy bien. Me alegro que lo hayas disfrutado, es un libro tan sencillo y que transmite tanto a la vez... que es díficil no hacerlo. Un saludito!!! (a mí si me hizo soltar alguna que otra lagrimilla, jaja)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Da tu opinión sobre esta entrada, el libro/s en cuestión y sobre el vuelo de una mariposa. Lo que quieras. Todo será bienvenido