Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como vejez

Saber perder de David Trueba

Hoy, día de Sant Jordi y Día del Libro (y festividad de la facultad de Ciencias de la Documentación de la UCM) vuelvo al blog para contaros el último libro que he leído, disfrutado y saboreado hasta la última página. Lo primero, sigo con muchísimas ganas de pasar algún año este día en Barcelona y disfrutar del día paseando por las Ramblas entre rosas, libros y escritores. Finalmente, este año no ha podido ser pero seguiré intentándolo año tras año.
Ahora, a centrarnos en ese estupendo libro que es Saber perder. Elegí este libro para darle una oportunidad a David Trueba. Tengo que reconocer que nunca me ha caído especialmente bien porque me transmitía la imagen de una persona 'demasiado' intelectual, de aparentar ser un humilde pero creerse superior al resto de autores o de directores. Sin embargo, tras ser el ganador claro de los Premios Goya 2014 con su película Vivir es fácil con los ojos cerrados, decidí quitarme los prejuicios de la cabeza. Fui a ver su película al cine …

La sonrisa etrusca

Como me ocurre cada día más, llegué a este libro a través de recomendaciones. Sí, en plural, porque La sonrisa etrusca, su obra más conocida. La apunté en mi listado con el resto, sin ninguna prioridad especial. Dos semanas después, a lo sumo, en un lugar idílico y con una compañía inmejorable comenzó una conversación de recomendaciones literarias y este libro volvió a salir a colación. En esta ocasión, la sugerencia procedía de un joven escritor (sé que le encantará que le considere joven) y las avispadas lectoras, ávidas de nuevas obras, lo apuntamos en nuestras respectivas listas. Principalmente, después de la frase "Además, está ambientado en esta ciudad...". Desde aquí, gracias a todos los que me recomendasteis este libro. Es uno de los mejores que he leído en mi vida. Yo seguiré la tradición sugieriéndolo a todo el mundo que pueda y esto comienza por este blog.
s recomendaciones procedían de personas totalmente diferentes entre sí y que no se conocían de nada. Debo re…