Ir al contenido principal

Puerto escondido de María Oruña

Puerto escondido de María Oruña
Puerto escondido de María Oruña
De vuelta la novela novela policíaca después de unas semanas de descanso. Desde hace ya muchos meses (diría que incluso años) tenía esta novela esperando su turno en mi estantería. Aunque soy muy fan de este estilo de literatura, nunca encontraba el momento para leerla. Pero gracias al reto de 12 libros pendientes en 2019, tenía muy claro que unos de los primeros libros elegidos sería este.

Resumen

Oliver, un joven londinense con una peculiar situación familiar y una triste pérdida, hereda una casona colonial, Villa Marina, a pie de playa en el pueblecito costero de Suances, en Cantabria.
En las obras de remodelación se descubre en el sótano el cadáver emparedado de un bebé, al que acompaña un objeto que resulta completamente anacrónico.
Tras este descubrimiento comienzan a sucederse, de forma vertiginosa, diversos asesinatos en la zona (Suances, Santillana del Mar, Santander, Comillas), que, unidos a los insólitos resultados forenses de los cadáveres, ponen en jaque a la Sección de Investigación de la Guardia Civil y al propio Oliver, que inicia un denso viaje personal y una carrera a contrarreloj para descubrir al asesino.

Crítica

Oliver se dirige a supervisar las obras de remodelación de Villa Marina, el lugar donde quiere abrir un hotel. Aunque ha pasado gran parte de su vida en Inglaterra, el recuerdo de los veranos de su infancia en Cantabria consigue que intente rehacer su vida allí después de unos últimos meses muy complicados en su país natal. Sin embargo, nada más llegar le informan que han encontrado el cuerpo de un bebé entre las paredes de la casa. A partir de este momento, se desencadenan una serie de acontecimientos y asesinatos que harán trabajar a contrarreloj a la Sección de Investigación de la Guardia Civil de la zona y traerán de cabeza a Oliver. El equipo de Valentina Redondo intentarán averiguar qué tienen en común el bebé de Villa Marina, el colgante que aparece junto a él y el resto de muertes que se encadenan. ¿Quién será el culpable? ¿Qué están intentando ocultar con esas muertes?

Por otro lado, viajaremos al pasado de la mano de Jana. A través de su diario, conoceremos en primera persona cómo la Guerra Civil destrozó a su familia durante su infancia, cómo fue creciendo durante su adolescencia y cómo llegó a su juventud.

La autora intercala magistralmente capítulos estas dos historias, pasado y presente, hasta que se unan en una sola y todo adquiera su sentido. Todas las piezas empiezan a encajar poco a poco pero el puzle no llegará a completarse hasta el final. Es más, aunque el tema principal se resuelve, quedan algunas puertas abiertas para futuros libros (sí, hay otros dos libros publicados de la misma saga).

Además de la trama policíaca que empieza poco a poco hasta volverse completamente adictiva, hay que hablar de los personajes. Tengo dudas de que haya un protagonista claro ya que la importancia se reparte entre Oliver, la teniente Valentina Redondo y, en el otro lado, Jana Fernández, cada uno con su propia historia personal y sus problemas. Personalmente, me ha maravillado Valentina, una mujer inteligente, resolutivo, hiper organizada que organiza a su equipo de manera rápida y eficaz. Ese grupo formado por el sargento Riveiro, el subteniente Sabadelle y los agentes Roberto Camargo, Marta Torres y Alfonso Zubizarreta serán los encargados de averiguar la identidad del bebé y su relación con los asesinatos.

Reconozco que, al principio, (aunque sólo las primeras páginas) me costó un poco cogerle el ritmo, pero poco a poco me metí en la historia y llegué un momento en que no podía parar de pensar en la resolución del caso. En cierto modo, me recordó mucho a la serie Fjällbcka de Camilla Lackberg por su combinaciones de presente y pasado, la visión de la investigación policial, la colaboración de un agente externo como Oliver. Con esta observación no quiero quitarle méritos a la escritora, más bien señalar que ha acertado siguiendo un estructura de narración que consigue que el lector se enganche a la historia sin problemas.

Pero si hay algo que me ha dejado completamente enganchada es la descripción de los paisajes de la costa cántabra. Los personajes se mueven por lugares de pueblos con encanto como Suances, Hinojedo, Comillas o Santillana del Mar. Como ya me ha pasado con otros libros como El silencio de la ciudad blanca, me ha maravillado tanto la zona que estoy deseando descubrirla y me he apuntado todos los lugares que aparecen en la novela. Pero no hubiera hecho falta ya que, al acabarla buscar en Internet más información sobre ella, he encontrado que existen rutas literarias muy completas para conocer al detalle todos estos sitios. Aquí tenéis más información por si queréis hacer la ruta presencialmente. O, si no tenéis la suerte de vivir cerca de la zona, podéis disfrutar de la ruta virtual realizada por los profesores del IES Ría de San Martín en colaboración con labiblioteca de Suances y gracias a la tecnología de realidad virtual (aquí podéis disfrutar de la ruta literaria virtual de Puerto escondido)

Además, a lo largo de la novela, nos encontramos con algunas canciones, la mayoría actuales, que acompañan a los personajes en su investigación. Aquí tenéis la recopilación que ha hecho la autora con ellas:


Ya concluyendo, sólo puedo decir que he salido encantada una vez más con una novela negra escrita por una autora española aunque no tenga nada que ver con otras como Dolores Redondo o Eva García Saénz de Urturi. No sé por qué he tardado tanto tiempo en animarme con este libro pero estoy deseando seguir con la historia de la teniente Valentina Redondo.



Calificación

Citas

No debes olvidar que, dentro de cada uno de nosotros, se perfila y duerme, siempre, una bestia.
Los cobardes, y los asesinos, son los que se cobijan bajo las normas, las moldean a su gusto.
Se preguntó qué sensación tendría mañana, a la misma hora, sentado en aquel mismo porche: ¿qué secretos descubriría hoy, qué miserias calladas tendrían que hablar por fin? ¿O todo seguiría manteniéndose bajo un velo de misterio y de silencio, dejando que sus propios diablos se cebasen con él, que vivía en el reino de los que ya se arrastran?
Sueña con pedirle que se case con él, sueñan con dejarla bailar sobre la hierba todos los días del mundo y con que sólo desee estar a su lado, mientras que las guerras de la Tierra lo permitan. Ella quizá no necesite ser salvada, pero él le dará el abrazo más cálido de todos, le dará algo en que creer, algo tangible, todo aquello que su familia y su Dios no han podido darle. Está seguro de que el amor y la sencillez de su compañía serán suficientes: el futuro es un lugar inmenso.
Un fin sólo puede significar un nuevo principio
A ella también le gustaría tener su propio puerto escondido, su lugar de reposo y templanza, donde poder relajar sus sentidos y su alto nivel de exigencia sobre sí misma; un lugar donde poder desplomarse sobre la hierba, mirar al cielo y hacerlo con la despreocupación que sólo pueden tener los niños.
Los días que tú no me quieras, te querré yo por los dos.
Se acerca el momento decisivo de escoger. Escoger los caminos a tomar en la única vida que un humano tiene posible. La ruta de los ganadores no brilla especialmente y no es fácil por dónde caminar. Pero sólo los cobardes dejan de pelear por lo que creen que les corresponde. ¿Sabes cuáles son los guerreros más peligrosos?
Lo mejor y lo peor del ser humano es que se acostumbra a casi todo
Quizá el amor verdadero era eso, dar sincero reposo a los sentidos.
A veces es mejor buscar solo el camino propio, para poder estar bien de verdad y compartir el tiempo con los amigos.
Cada día morimos, cada día cambiamos, y sin embargo nos creemos eternos.
¿Acaso tú no harías todo, absolutamente todo lo posible, para salvarte a ti mismo y salvar del abismo a la carne de tu carne, a tu única referencia mortal?
La misión de un padre no es evitarle a su hijo el dolor, sino enseñarle a enfrentarse a él. Enseñarle a sufrir

Comentarios

  1. Yo me hice fiel a esta autora después de esta lectura, espero que cuando continúes lo pases igual de bien que con este.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ya venía avisada, pero veo que te ha encantado! Yo también tengo pendiente este título desde hace años y no hay manera de meterlo entre tanto título...Debería ponerme como deberes este y "La novia gitana", así ya no tengo más excusas jajaja

    Lo de la ruta ya lo conocía, y me parece una chulada! No descarto hacerla cuando lo lea, aunque Sergio me va a mandar a freír espárragos.

    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  3. Hola. A mi me queda por leer la última novela, la tengo ya en mi lector. Leí esta y la siguiente seguidas y las disfrute mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Da tu opinión sobre esta entrada, el libro/s en cuestión y sobre el vuelo de una mariposa. Lo que quieras. Todo será bienvenido